Saltar al contenido
Portada » Blog » Construye tu propia realidad

Construye tu propia realidad

    Vivimos con la convicción de que la realidad nos viene dada, que nuestra vida está condicionada por lo que ocurre fuera, y que no tenemos posibilidad de elegir, porque es la sociedad la que decide por nosotros.

    Vivimos unas vidas muy condicionadas, demasiado medidas por un báremo externo a nosotros mismos, según lo que marca la realidad, así es como vivimos.

    Somos más libres de lo que nos hacen creer, la vida, tu vida es tal y cómo te la imaginas.

    Si te pasas todo el día renegando de las prohibiciones, las medidas, las normas…acabas renegando y maldiciendo el tiempo, las estaciones, los imprevistos, lo inesperado…

    En definitiva, podemos tener la mirada que deseemos tener hacia la realidad, la atención construye, la desatención destruye.

    Podemos elegir poner la atención en aquello que nos da vida, y dejar de mirar aquello que la quita, si sentimos que en tres salidas hay muros, optemos por la cuarta que está abierta.

    Colémonos por la fisura, siempre hay una posibilidad abierta para aquellos que desean vivirla, reinventemos la forma de celebrarnos, de vincularnos, de juntarnos.

    No nos situemos en el NO, el SÍ es el que te conecta con la fuente de VIDA, esta fuente está manando agua constantemente y a borbotones, no conoce sequía la existencia, la vida se vierte a sí misma en abundancia.

    Bebamos a dos manos, que hay para todos; hay una VIDA que sostiene todo cuanto existe y esa está muy viva, esa no se deja amedrentar por lo que en ella ocurra, estaría todo el rato excesivamente condicionada si así fuera. 

    Hay una VIDA libre, completamente libre, que rebosa libertad y felicidad por cada uno de sus poros, si estamos hechos de la misma sustancia, y la piel que cubre nuestros cuerpos, es la misma piel de la existencia; podemos conectar con esa fuente de vida y vivir una vida plena.

    Si lo externo es igual para todos, por qué hay gente de nuestra misma especie que vive inafectada y profundamente feliz en medio de lo que otros perciben como desastre y caos?.

    ¿Qué es lo que hace que algunos vean la vida como una pradera de bellos colores y otros como un campo minado?.

    Tal vez nos han hecho creer que las flores estaban fuera, y  a lo mejor las flores y los colores están dentro y desde ahí la realidad se percibe de una u otra manera.

    Construye la realidad desde dentro y verás “lo mismo” de fuera, de forma diferente.